PROPIEDADES DE LOS FLUIDOS

Los fluidos son materiales que se conocen por ser deformables, por ejemplo los gases son un tipo de fluidos, así como los líquidos comprimidos, mismos que reciben el nombre de fluidos comprensibles. Para comprender mejor, es que bajos ciertas condiciones de presión y/o de temperatura, el medio no es ni un gas ni un líquido, es un fluido. Dentro de las principales propiedades de los fluidos se tiene que sus partículas constituyentes no se encuentran unidas por enlaces covalentes, lo que quiere decir que no se presenta ningún tipo de unión química.

El comportamiento reológico del fluido permite conocer su respuesta mecánica, lo que quiere decir que permite conocer la relación entre la deformación del fluido así como las tensiones aplicadas. Las propiedades de los fluidos en este sentido se expresan a través de una ecuación en la que se relacionan tanto el tensor de la velocidad de la deformación, como el tensor de las tensiones.

Se habla sobre dos tipos de fluidos, el fluido newtoniano y el fluido no newtoniano. En el primero -newtoniano- el tensor de tensiones viscoso representa una función lineal de la tasa de tensor de deformación; es en este fluido donde la viscosidad es constante e independiente, ejemplos son el agua, la leche, el zumo natural de frutas, etc. El segundo -no newtoniano- presenta un tensor de tensiones viscosas pero sin una función lineal con respecto a la tasa de tensor de deformación, ejemplos de este son la arena mojada, la mezcla de agua y maicena, entre otros. Cuando este fluido se somete a una tensión de cizalladura -o cortante- la respuesta del fluido no es proporcional, a diferencia del fluido newtoniano donde la tensión sí es proporcional.

PROPIEDADES FLUIDOS